Los hombres que no amaban a las mujeres


Estoy leyendo un libro que lleva por título el ídem de este post. Debo aclarar de entrada, que no se trata de ningún libro de auto-ayuda femenino, aunque da para confundirse con títulos como "Mujeres que aman demasiado (y hombres también)". Otro de los títulos que se le ha dado al libro es el de "La chica con el tatuaje de Dragón", en referencia a uno de los tatuajes que lleva el principal personaje femenino de la historia.

"Los hombres que no amaban a las mujeres", el primero de la Trilogía Millenium; escrito por el periodista sueco Larsson Stieg, es una novela policíaca, que se sitúa en el mundo de los fraudes financieros y la oscura historia de una rica familia industrial sueca a lo largo del Siglo XX. Su título original se refiere al odio patológico hacia los hombres que maltratan a las mujeres por parte de Lisbeth Salander, la chica del tatuaje de dragón; una investigadora privada de 24 años, poseedora de una inteligencia extraordinaria y memoria fotográfica. Su odio es producto de los traumas de su juventud; tuvo una infancia y adolescencia convulsa; de ahí que sea asocial hasta el extremo, emocionalmente cerrada, desconfiada y dañada en gran medida ya que de niña fue removida del cuidado de sus padres, declarada emocionalmente incompetente y está bajo la tutela del estado. Mikael Blomkvist, el protagonista masculino de la novela cree que sufre del Síndrome de Asperguer -un desorden del espectro autista caracterizado por significantes dificultades en la interacción social, junto con repetitivos y restringidos patrones de conducta e intereses. Difiere de otros espectros de autismo por su relativa preservación del desarrollo lingüistico y cognitivo. Aunque no se requiere un diagnóstico, la torpeza física y un atípico uso del lenguaje son frecuentemente reportados. Se ha sugerido que Sheldon Cooper también sufre de este síndrome- es altamente lista en el área de la informática y una astuta hacker. Una Pippi Longstocking adulta (salvo que esta Pippi se tiño negro azabache su pelo rojizo y se cortó sus características trenzas).

"The Girl With the Dragon Tattoo", su título en inglés es el primer tomo de un Opus de tres partes; en las dos siguientes sus protagonistas son los mismos. En el año 2009 se hizo la versión cinematográfica de la primera. Una co-producción sueca-noruega-alemana-danesa. Ha recibido buenas críticas por parte de la prensa especializada y por supuesto que Hollywood ya adquirió los derechos para hacer un remake de la misma (algo que ha levantado la polémica; "Por qué Hollywood tiene que meter la cuchara e intentar "arreglar" algo que ya está perfectamente bien hecho?") Ya se anunció que Daniel Craig interpretaría a Mikael Blomkvist, pero aún no se ha pronunciado palabra sobre Lisbeth Salander. Se han nombrado a Ellen Page, Natalie Portman, Carey Mulligan y Kristen Stewart  (eek) como posibles candidatas, aunque esta última enterró todas sus posibilidades de ser tomada en serio luego de las películas Crepúsculo. Aunque sí les concedo que coincide ligeramente con la descripción física de Lisbeth: 
"....una chica pálida de una delgadez anoréxica, pelo cortado al cepillo y piercings en la nariz y cejas....solía dar la impresión de que se acababa de levantar luego de haber pasado una orgía de una semana con una banda de heavy metal…en realidad, no tenía problemas de anorexia; al contrario: parecía consumir toda la comida-basura imaginable. Simplemente había nacido delgada, con una delicada estructura ósea que le daba un aspecto de niña esbelta de manos finas, tobillos delgados y unos pechos que apenas se adivinaban bajo su ropa. Tenía veinticuatro años, pero aparentaba catorce. Una boca ancha, una nariz pequeña y unos prominentes pómulos le daban cierto aire oriental... su cuerpo no era el más indicado para triunfar en los desfiles de moda, pero, bien maquillada, un primer plano de su cara podría haberse colocado en cualquier anuncio publicitario. Con el maquillaje a veces solía llevar, para más inri, un repulsivo carmín negro—, los tatuajes, los piercings en la nariz y en las cejas resultaba... humm... atractiva, de una manera absolutamente incomprensible".

Personalmente,  me parece innecesaria una versión americanizada de la historia, porque la película, si bien tiene sus deficiencias, le hace justicia al libro y los actores  que le dan vida a estos particulares personajes están bien elegidos, independientemente si uno es habitué al cine sueco, en este caso la interpretación de los personajes que ya están grabados en la memoria de los lectores está muy bien lograda.  Pero nunca lograrán superar a la idea que el lector se ha hecho del personaje.

Así que a leer "La chica con el tatuaje de Dragón". Este fin de semana mientras esperaba en la cola del supermercado lo ví en una de las cajas. Cuando me acerqué a verlo y observé la etiqueta del precio, casi me fui de espaldas: $19.990 pesos chilenos ($36 dólares). Nadie puede.

Comments

  1. Mmmm, como que todavía no me engancho... veré que pasa... igualmente antes te hice caso y me leí la saga de los vampiros sin colmillos... y, aunque es malísima, me entretuvo un par de días descubrir cuán peor, cursi y estúpida podía volverse...

    ReplyDelete

Post a Comment

Las opiniones son libres; los hechos- sagrados.

Popular Posts