Frascos de vidrio como florero.


Desde hace varios meses he visto una tendencia en distintos blogs de darle nuevos usos a los clásicos frascos de vidrio con tapa rosca. Como los hay de diferentes tamaños, podemos usarlos para guardar condimentos secos en la despensa, como vasos para servir diferentes clases de cócteles, como porta bombillas o dulces en fiestas de cumpleaños (especialmente en fiestas infantiles). Y también he visto varios de diferentes portes y con diferentes arreglos florales que sirven como centros de mesas. Esos son los que más me han gustado. Tanto, que hace un par de días corté unas hortensias del patio de mi casa y puse un ramo en un frasco de los más grandes y ese lo tengo como centro de mesa del comedor y otro, más pequeñito (el de la foto), lo tengo en mi habitación, en mi velador. Y me encanta como se ve. Hay que tener ojo con el largo de las flores y con el volumen de las mismas. La idea es que sean flores bastante repolludas para que tapen la entrada y desde arriba no se vean espacios vacíos. Otra manera de hacer centros de mesas con estos frascos y no usar necesariamente flores es usando velas. De distintos colores, formas y portes los ponemos dentro de estos frascos y le damos un toque diferente y original a la mesa de todos los días.

Comments

Popular Posts